Estado del Tiempo
ciudad de Córdoba


Viva Córdoba
Córdoba que se enamora
y que escribe en las paredes
Córdoba que se nos cae
Córdoba que se levanta
viva Córdoba
Córdoba que se la aguanta.


Jerónimo Luis de Cabrera



Provincia de Córdoba


Cancionero II
Caballero de ley (vals criollo)

Calle 9 de Julio esquina Rivera Indarte,
corazón elegante de mi docta ciudad
donde late la vida al compás de los gritos
de un lustrín y los versos del cieguito cantor. [ Ver más ]






El Boliche de Santiago Cuello

Nos quedamos sin el Bar de las "constelaciones"... y sin su dueño, alma del Boliche...

  Santiago Cuello junto al Sapo Cativa  
Ahí, en la subida de la Castro Barros, era sin dudas el bar de las constelaciones.
En sus paredes, en aquellos años de esplendor, ya no quedaba espacio siquiera para apoyarse. Cada uno de los habían pasado por ahí habían estampado su firma y sus marcas en esos muros testigos de la bohemia y la noche cordobesa.
A través de los amigos; este era un lugar de reunión.
El que tuvo mucho que ver fue Rudy Arrieta, un cantor de tangos, un muchacho de la noche, hijo del autor de "Córdoba de Antaño"; fue él quien comenzó a traer gente del ambiente. Y al final, esto se convirtió en un lugar de reunión de los bohemios.

En l... [ Ver más ]
 Comentarios (6) 

Córdoba del ayer

De la vela a la luz de E.P.E.C...Adiós Maestro Efraín Bischoff...

  Gracias por su aporte al periodista cordobés José Luis de la Serna, desde España.  
Ninguna duda me queda de haber sido alguien empujado a venir a esta reunión y no habrá vacilado de interrogar al causante de su desplazamiento “Oiga ¿ es que tenemos que aguantar la vela?……….”

Trataremos de que no ocurra tal cosa y que como el escritor Pedro Inchauspe decía sea ésta una “velada de fogón”, alrededor de algunas noticas no siempre muy divulgadas acerca de cómo se hizo la luz en estos pagos.

Y no las que recibieron a don Jerónimo Luis cuando se animó a clavar la picota en estas tierras, aquellas lumbres invernales de 1573, sino las otras, las encendidas por aquellos valientes para verse las caras en las noches.
“Claro, usted dice eso porque tiene que decirlo”, me pondrá argumentar alg... [ Ver más ]
 Comentarios (0) 

Noche de Reyes

por Ricardo Imhoff

Las mañanas de verano siempre eran agradables, quizás por el desenfado de guardapolvos, horarios y tareas. Con enero decaía la euforia de cañitas voladores, estrellitas, pan dulce y sidra para los mayores pero nuestros pequeños corazones albergaban la ilusión de la llegada de los reyes magos. Sin concepción religiosa los imaginábamos tal cual su nombre: magos, capaces de recorrer el mundo durante un suspiro para dar alegría a los niños de todo el mundo. En un tiempo tan imperceptible como un leve parpadeo, sus camellos consumían el agua de un balde y otro de gramilla, que habíamos juntado casi de noche para que estuviera fresca, dejaban prolijamente acomodados paquetes envueltos en papel de almacén, de aquel en que el almacenero envolvía el azúcar que nos mandaban a comprar cada día. Y se retiraban, nunca los vimos hasta que fuimos padres y ahora, como abuelos, casi volvemos a la primera ilusión.

... [ Ver más ]
 Comentarios (3) 

Historias disparatadas de Córdoba

(por Ana María Caillet Bois)

La Cañada

Me gusta soñarla llena de barcos, barcos con diferentes banderas,

banderas de todos los países, desde allá van a recorrer el mundo.

La gente se acerca a la muralla y saluda a los pasajeros.

A lo lejos se ve venir a un joven , que corre. El barco se irá sin él, se

desespera, corre más ligero. En eso, la cola de un barrilete lo iza del cinto

del pantalón y lo deposita en la cubierta del barco más grande.

Ya pueden partir, están todos a bordo.



ENAMORADOS

Teresa iba caminando por Plaza... [ Ver más ]

Las curiosas profesiones de la Córdoba colonial

En el censo de 1813 se registraban en la categoría “profesiones” a mudos, ciegos e inútiles. El oficio más popular era el de hilandero
  Imagen de una Córdoba colonial  
Los oficios con los que se dibuja la imagen típica del 25 de Mayo guardan poca relación con los trabajos más comunes de la Córdoba de hace 200 años.

Los pintorescos faroleros, veleros y lavanderas eran los menos ante la mayoría agricultora, hilandera y tejedora.
Los datos se desprenden del censo realizado en Córdoba en 1813 a pedido del Primer Triunvirato, que arrojó el resultado de 71.637 cordobeses, un 54 por ciento de mujeres y un 46 por ciento de hombres.

Uno de los aspectos más curiosos es que en la categoría “profesiones” a... [ Ver más ]
 Comentarios (1) 

Córdoba del ayer (material inédito)

"CHANGO RODRÍGUEZ"
"La historia que nunca se contó"

  La Gringa y El Chango en Encausados. 
 
Por Fernando Sánchez.

"...La madrugada del 12 de diciembre de aquel año el Chango junto a su compañera “La Gringa” se presentaron en la comisaría a las 5 y 20hs.
Fue el mismo comisario Andrés Tassara, de la seccional 3° quien le tomó la declaración.
Con el correr de los días El Chango Rodríguez, fue trasladado a la Penitenciaría de Encausados, cita en el Barrio Guemes de Córdoba, por un período de dos años hasta que se definiera su situación procesal.

Con 51 años, el autor de “Vidala de la Copla”, “De Simoca” y “Zamba de mi Madre”, entre otras, más allá del dolor, de vez en cuando, aún esbozaba una sonrisa. Alojado en una celda, desde entonces cuatro paredes lo separarían de la vida exterior en el pabellón número 11 de Encausados, esperando que se realice su juicio oral.

Pero La Gringa, hija de piamonteses, gringos de campo, oriunda de Rafaela,... [ Ver más ]
 Comentarios (0) 

Juan San Martín y el origen del nombre "Rastrojero"

¿Como nació su nombre? En un galpón de la Fábrica Militar de Aviones,una noche de 1952 en un descanso cuando se estaba creando el prototipo, de una manera verdaderamente artesanal, entre un avezado carpintero y el joven ingeniero Raúl Salvador Gómez, el Brigadier Juan Ignacio San Martín, Ministro de Aeronáutica de la Nación y presidente del directorio de IAME (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado) le preguntó al agotado ingeniero ¿Como lo vamos a llamar?. -Señor, este camioncito se desplazara sobre los rastrojos, yo propongo llamarlo “RASTROJERO”.
-Ingeniero, realmente me gusta, así lo llamaremos-
 e inmediatamente realizaron en un pantógrafo una chapa cromada que luciría el prototipo, con la inscripción Rastrojero.
La criatura ya había sido bautizada, solo faltaba que comenzara a caminar. Y vaya si lo hizo, muchos de ellos con 45 o 50 años encima lo siguen haciendo.

Túneles en nuestra Córdoba?

"Silvia, creo que me estoy poniendo viejo, porque la web se torna más y más interesante con tanto recuerdo..."
  Gracias por este envío al  Arq. Daniel Dalmasso  
Hay un túnel que une la facultad de Ingeniería con el rectorado.
Allá por los setentas, cuando los milicos visitaban la facultad, para hacer sus posgrados seguramente, unos compañeros estaban en clase en el aula de abajo que da a calle Duarte Quiros.
De pronto se vino la invasión verde y se armó el lío. El profe, ni lerdo ni perezoso dijo: ¡Ya vengo!, abrió una puerta y se metió allí. Los alumnos se quedaron en silencio y... [ Ver más ]

Córdoba de entonces...

Escribe en 1939 Julio S. Maldonado sobre un período de su infancia entre 1863 y 1874.

Mi Córdoba de entonces era muy pequeña.

Los templos con sus hermosas torres, agrupados en el centro, dábanle cierto aspecto de ciudad, que a no ser eso, podría decirse por lo demás, que era una aldea grande encerrada entre un hoyo rodeado de barrancas, con "un huraco al oeste por donde penetraba el río y un huraco al este por donde salía".

Limitaba de golpe por el oeste con "La Cañada"; por el norte, con el Río, cuyo cauce era muy ancho en esa parte, ocupando todo lo que es hoy Mercado Norte, Calle Sarmiento, Humberto Primo y Plaza General Paz; cauce que se cubría totalmente de agua en las grandes crecientes de v... [ Ver más ]
 Comentarios (1) 

¿Tenés la Revista "Jerónimo"?

Ayudanos a cubrir este vacío con alguna de las tapas de esa publicación cordobesa.
La singularidad de Córdoba entre las provincias argentinas viene de lejos.
De su pasado colonial, del alzamiento de Liniers contra la Primera Junta, de su confesionalismo católico y su cielo poblado de torres eclesiales, de su fama y orgullo de "docta" por haber tenido la primera universidad y el Observatorio Astronómico del norteamericano Gould que trajo Sarmiento, de su filosofía reaccionaria (Nimio de Anquín), sus lujosos poetas Lugones y Capdevilla, su conservadurismo democrático (Cárcano), su radicalismo principista ... [ Ver más ]
 Comentarios (3) 


Ustedes publican en la Web

Presumo que era allá por 1958 o 1959, mi hermano era muy pequeño.
Los domingos, junto a una familia armenia vecina, amiga de toda la vida, los Berberián, nos ibamos en patota al cine Ocean de calle Soldado Ruiz. Las dos madres de familia, con dos hijos cada una (los más grandes se cortaban solos) enfilaban para el cine, era una fiesta. Ya adentro se disfrutaban las peliculas, generalmente de aventuras y, cada tanto y como travesura extrema de la época, rodaba una botellita de Bidú Cola hacia el escenario. ¡Qué horror de comportamiento! Pero lo más lindo y hoy lo más sorprendente, es que alrededor de las 22 tal vez, nos volvíamos todos caminando por el medio de la Soldado Ruiz, ¡ni autos venían! Nos sentíamos seguros caminando y jugando en medio de la calle, ¿a qué podríamos temerle en ese entonces?. Hoy el cine está desaparecido y el Club 700 ocupa el lugar con sus supuestamente &... [ Ver más ]
 Comentarios (5)   Enviar a 

Las Ponce: una leyenda

Escribe Juan Carlos Gamero
(Primera entrega)


“Ibas en ómnibus desde el centro por Avenida Colón, Olmos, 24 de Setiembre. Te bajabas pasando la Avenida Patria y caminabas unas tres o cuatro cuadras para el lado del río.
Por ahí ya comenzabas a sentir los silbidos y los llamados de las chicas...”.
El relato de un amigo se repite una y cien veces entre aquellos a quienes se consulte para hablar de “Las Ponce”.
Reducto tradicional del sexo fácil y el amor comprado por diez mangos, el Bajo Yapeyú albergó durante décadas una
Ir a “las Ponce” era ir de putas (para qué andar con eufemismo... [ Ver más ]
 Comentarios (9) 

Córdoba del ayer

Mi abuela también bailó cuarteto cordobés

El baile empezaba temprano, a las 21.00, generalmente con una orquesta típica y característica.
La mayoría de los “muchachos”, llegaban al lugar con impecables trajes, corbata, zapatos abotinados y bien lustrados.
Las pistas eran de tierra, previamente regadas con fluidos para desinfectar el ambiente.  Las chicas llegaban acompañadas por sus mamás.
Durante el baile, formaban grupos, se tomaban del brazo y caminaban en distintas direcciones con el fin de ser observadas por los galanes presentes, mientras permanecían parados, charlando con una copa de caña, grapa o whisky (los menos).
En ese paseo podía ocurrir la propuesta para compartir la próxima pieza, tango, vals, pasodoble o ranchera.

La gran mayoría se trasladaba al lugar con sulkys, medio de transporte muy usado en esos tiempos.
La costumbre era bailar el último pasodoble.
Lo indicaban con dos apagones y el tercero era el definitivo que anunciaba el final de la fiesta. Para ese entonces, ya habían salido en el intervalo dos o más de los muchachos que se dedicaban a cambiar los caballos en diferentes sulkys.

Y así, yo era feliz en mi pueblo de Córdoba.
 Comentarios (0) 
CÓRDOBA DEL AYER
 

"... yo iba caminando, y en eso, me metí en el túnel ..."

por Silvia Robles
          Se me agolpan las palabras en la garganta y las emociones en los ojos casi húmedos cuando pienso en la descripción de "La Córdoba del Ayer".
Casi diría que "Del Ayer Nomás".
Pero no se trata de caer en la cómoda y simpática nostalgia, es que aún busco en la U.N.C. a los líderes estudiantiles que en El Cordobazo por única vez fueron una sola fuerza con la clase obrera cordobesa.
Camino por la calle Santa Rosa y sigo viendo en el asfalto las huellas del paso del tranvía.
Salzano me dijo una vez algo que me resuena en las entrañas: "En los 60', los porteños llamaban por teléfono para saber qué hacíamos en Córdoba."

O aquello fue demasiado bueno (digo, tener juntos a Cognini, al Chango, al "Rata Barrionuevo", a Deodoro Roca, a los canillitas voceando el "Córdoba", a los empleados fabriles montados de a cientos en sus pumarolas, al coche-motor...) o yo estoy magnificando esa Córdoba desmesuradamente.
Lo cierto es que los porteños ya no llaman. Ni siquiera nos atienden.

No.
Es que me estoy poniendo demasiado vieja.
 Comentarios (0) 

"La Fábrica Minetti"

Una parte de la Córdoba del ayer...

A veces nos alejábamos caminando, cruzábamos el Rio Suquía por un puente enorme que existía –y existe todavía- que unía el barrio con los predios del ex Centro de Almaceneros (actual country) y la Asociación Española en Villa Warcalde. Desde allí y luego de cruzar el Canal Maestro Sur, ascendíamos a las lomadas ubicadas frente a Dumesnil.

Por las canteras llegábamos a la Ciudad de La Calera.
Era una aventura de aquellas. Un recorrido como de diez kilómetros, en donde ... [ Ver más ]
 Comentarios (1) 

Bares y Confiterías que ya no están…

- Bar Splendid: en Avenida Olmos.
- Las Cuartetas: pizzería modesta, en pleno centro cordobés, en Avenida General Paz y Colón (al menos de sus sucursales)
- Pilsen Bar: en calle 25 de Mayo.
- Bar Richmond: en calle Bs. As. frente a la Plaza San Martín (tenía salida por Ituzaingó).
- Bar Avenida: en Rivadavia al 300.
- Don Ramón: en calle San Martín, casi llegando al río.
- El Papagayo de Bologña: en San Gerónimo casi Obispo Salguero.
- El Ciervo: en General Paz 165.
- Bar Pastorino: en San Martín esquina Humberto Primero.
- La Cuba de Oro: con sus Ranas a la Provenzal, en Olmos y Santiago del Estero.
- Confitería La Oriental: en 9 de Julio 37.
- El Bar Unión: en calle 25 de Mayo 255.
- Bar La Cosechera: en 9 de Julio esquina San Martín.
 

 Comentarios (22) 

"Un viejo amor"

¿Quién monta la Pumarola en esta foto?
  ¿Quién pasea en Pumita?  
La Puma empezó como proyecto en junio de 1952.

La idea era lograr una moto de baja cilindrada, bajo precio y escasos recursos para su mantenimiento.
El resultado fue tan exitoso, que el primer modelo basado en la moto alemana Göricke (motor Sachs, 98 centímetros cúbicos) derivó en cinco series: Primera (1952-56), Segunda (1956-63), Cuarta 100 centímetros cúbicos (1959-63; la Tercera no se hizo), Cuarta 125 centímetros cúbicos (1962-66) y Quinta (1963-66).

Durante esos 14 años, salieron 105.700 unidades, y otros tantos modelos nacionales inspirados en ella.
Tal como dijo Alberto Cognini en el Hortensiousse Ilustrado, la Pumarola o Motoski, "fue el clásico medio de movilidad de los negrazones y su marca se lexicalizó en el habla cordobesa".
 Comentarios (5) 

Magia de un tiempo cordobés:

Don Edmundo Cartos  (escribe Alberto Aguilar)
(Primera parte)

  Arte de tapa de disco de Cartos  
Cerca del mediodía cruzábamos el Paseo Sobremonte nos envolvía la nostalgia de la Córdoba de antaño.
Al llegar al departamento sentimos su presencia a través de las palabras de su hijo Héctor.
Los acordes de su guitarra danzaban en la habitación, el cantor de las novias, el de las serenatas en los balcones, el que generaba ilusiones a las jóvenes y el admirado por las mujeres de mediana edad nos regalaba su música de ayer y de hoy. El encuentro nos lleno de emoción.
Don Edmundo nos fue llevando ... [ Ver más ]
 Comentarios (2) 

Complete según corresponda!

- El bar La Calle Ancha: histórico reducto en la esquina de Velez Sarsfield y 27 de Abril.

- Pizzería Roma: en Av. Gral. Paz, entre el Museo Génaro Pérez y una de las sucursales de Librería XXXX en la esquina con Deán Funes.
Esta librería de la que hoy no recuerdo el nombre tenía una sucursal al lado del viejo Cine Gran Rex, otra al lado de la legislatura y la citada.

- Menos formal: los suculentos lomitos de "El porteño" en ... [ Ver más ]

El de San Vicente... qué pedazo de carnaval...

¿Por qué desapareció  el carnaval en la historia de este barrio de la Docta?
En 1985
los comerciantes locales, preocupados por la poca afluencia del turismo, decidieron revitalizar esta villa de veraneo e instauraron el primer festejo del carnaval, lo que garantizaría la extensión del período estival hasta los días próximos a la cuaresma y a Semana Santa.
Quizás nadie imaginó que esta iniciativa cambiaría s... [ Ver más ]
 Comentarios (2) 

Córdoba del ayer

"Y todo el show business cordobés..."

A veces pienso que hubiera podido ser un buen animador en los bailes de la Asociación Redes Cordobesas.
Me veo de puta madre luciendo una camisa hawaiana y sacudiendo unas maracas fluorescentes.
Para ser un buen animador tenías que engominarte como un gángster, emparejarte los pelos del bigote, lucir tamangos combinados y no comerte las eses.

Toda la jerga del show business cordobés está regida por las eses
: Señoras, Señores, Damas, Caballeros, Buenas noches, Saludos, Viernes; Salsipuedes, Sábado: Sinsacate.

Daniel Salzano
 Comentarios (1) 
Arriba